Daily Archive 9 julio, 2019

que hacer con mi viejo coche? desguaces prieto

Ya no quiero mi coche viejo, ¿qué puedo hacer con él?

Aunque abandonarlo pueda parecer una opción a barajar, hacerlo está penado con multas de hasta 30.000 euros.

Todos los coches tienen una vida útil limitada, por lo que en un momento u otro su dueño va a tener que plantearse cuáles son los pasos a seguir para deshacerse del modelo, ya sea para intentar sacarle rentabilidad o, simplemente, para seguir el proceso legal. Y es que, si alguien intenta, por ejemplo, abandonarlo en la calle, puede acabar recibiendo una multa de hasta 30.000 euros.

Ya no quiero mi coche viejo, ¿Cúales son mis opciones?

Venderlo a un concesionario

Es una de las opciones más comunes, lógicas y rentables, ya que, además de
rentabilizar la acción, te libras de tu coche viejo de manera legal y segura.
Para conseguir una buena venta, lo mejor es que el modelo haya pasado la ITV, tenga un buen historial de tráfico y el libro de mantenimiento con todas las revisiones estipuladas correctamente selladas.

Además, cabe tener en cuenta que, en muchas ocasiones, los concesionarios aceptan coches a cambio de rebajas en la compra de otro.

Venderlo a un particular.

Conseguir que un particular adquiera de segunda mano el vehículo que ya no necesitamos es, también, una buena opción; y se puede anunciar a través de revistas,web y foros especializados. Con esta opción, suele ser más sencillo conseguir un mayor beneficio que en el concesionario, pero hay que tener en cuenta los trámites que se deben llevar a cabo.

Venderlo… por piezas.


Puede que no sea la mejor de las opciones, pero cuando un coche tiene numerosos golpes o su estado no es muy atractivo, una manera de rentabilizarlo es vendido por separado las partes que están en mejor estado. Se puede hacer a un particular, en un taller o, directamente en el desguace, pero hay que contemplar que es difícil conseguir una recaudación tan buena como la del caso anterior.

Ya no vale nada…

Claro que, no en todos los casos se puede sacar una rentabilidad mínima al vehículo en cuestión, ya sea por los años que acumula o el estado en el que se encuentra.

En estos casos, lo mejor es dar de baja el coche en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos o desguace (CATV), rellenar todos los documentos pertinentes y guardar el justificante de cesión, por si acaso, en un futuro, se le reclama dicha información.

Fuente:20minutos.es