Monthly Archive septiembre 2019

tuning asturias

ITV y tuning: ¿qué partes del coche se pueden cambiar?

En el caso de tener que homologar el vehículo, el conductor tiene que pasar la ITV y presentar las autorizaciones pertinentes.

Muchos aficionados al motor no pueden evitar darle un toque personal a su coche. Llantas, paragolpes, alerones, cambio de asientos, colores llamativos en la carrocería… Añadirle accesorios o cambiarle piezas al coche es una práctica habitual entre los aficionados al tuning.

El tuning es una práctica que nació en los años 40 en Estados Unidos y que en España se popularizo en la década de los 90.

¿Es legal el tuning? En España, las reformas que se realizan en los coches están reguladas a través del Real Decreto DC866/2010, en el que se acompaña de un Manual de Reformas de Vehículos donde se definen las reformas tipificadas.

Tal y como queda reflejado en el Manual, se consideran reformas de vehículos las modificaciones relativas a las siguientes funciones:

  • Identificación.
  • Unidad motriz.
  • Transmisión.
  • Ejes.
  • Suspensión.
  • Dirección.
  • Frenos.
  • Carrocería.
  • Dispositivos de alumbrado y señalización.
  • Uniones entre vehículos tractores y sus remolques o semirremolques.

Modificaciones de los datos que aparecen en la tarjeta de ITV. Esto quiere decir que elementos como el tapizado del asiento, los neumáticos o el sistema de sonido se pueden modificar sin necesidad de homologarlos, en cambio, si por ejemplo se modifican los asientos o el volante, el conductor está obligado a homologarlos ya que estos cambios afectan a la seguridad y dirección del coche.

En el caso de tener que homologar el vehículo, el conductor tiene que pasar la ITV con las autorizaciones pertinentes para certificar que el vehículo cumple con las condiciones de seguridad y medioambientales.

Además, tendrá que llevar el proyecto detallado de los cambios que se hayan realizado, el informe de conformidad emitido por un servicio técnico o por el propio fabricante del vehículo y el certificado del taller que realizó dicha modificación.

Por último, todas las reformas realizadas en el vehículo tienen que quedar reflejadas en la tarjeta ITV. La multa por circular con un vehículo con elementos sin homologar es de 500 euros.

Fuente: 20minutos.es