Category Archive Noticias

comprar desguace asturias

Desguaces, ¿Cómo nos enfrentamos a ese universo desconocido?

Consejos para triunfar en un desguace y no morir en el intento.

Aunque pueda sonar chirriante, los denominados Centros Autorizados de Tratamiento son una buena alternativa para encontrar piezas con las que reparar nuestro coche. Cómo conseguir buenas piezas a buen precio en un desguace no es tan complicado.

¡No te eches las manos a la cabeza! De acuerdo: no es el mejor plan para pasar el sábado por la mañana y, sobre todo, ¿qué estilismo escoges para ir? Pero has de saber que los depósitos de chatarra pueden resultar una opción económica, sostenible y perfectamente legal para encontrar esos recambios que necesitamos puntualmente para el coche.

Además de estar lleno de piezas interesantes y potencialmente útiles, los desguaces, denominados oficialmente Centros Autorizados de Tratamiento, son una parte esencial del ecosistema de la automoción. Muchos gigantes del sector son auténticos proveedores, con enormes campas por las que perderse en busca del codiciado componente que dé solución a nuestra avería.

En Estados Unidos hay empresas que llegan a reciclar anualmente 9,5 millones de litros de gasolina, junto con 1.900.000 litros de aceite y anticongelante y en torno a 750.000 toneladas de acero. Además de eso, hay disponible una amplia variedad de todas las piezas imaginables (alternadores, compresores de aire acondicionado, motores completos…) que se reutilizan en lugar de fabricarse de nuevo. Así que no te engañes, ir a buscar componentes a un desguace es bueno para el medio ambiente.

Además, puede acabar resultando muy divertido. Hay dos actitudes con las que acercarse a un Centro Autorizado de Tratamiento. Primero está la estrategia de sorpresa y deleite, donde partes de una idea clara de lo que quieres (unos asientos, por ejemplo) pero no hay un plan fijo sobre dónde encontrarlo. Ante esta actitud lo más recomendable es deambular y buscar el conjunto de asientos menos manchado que puedan adaptarse a tu idea de vehículo. La satisfacción también puntúa en este caso y si esas partes salen de algún ejemplar extravagante, extraño o, directamente, de coleccionista esa satisfacción se verá multiplicada

Deambular por un depósito de chatarra sin una agenda bien definida es como ir a un zoco en el que cualquier momento puede saltar la sorpresa. Como, por ejemplo, localizar un reloj de tablero analógico que quedaría perfecto en tu coche customizado o, incluso, en tu mesilla de noche.

La otra actitud consiste en acudir al desguace con una misión totalmente clara y definida, revisando cada coche con la actitud de un sónar a la búsqueda de un artículo en particular lo más rápido posible, apelando a la suerte para llegar a él lo antes posible.

Para enfrentarte a esta misión en un escenario, a priori, desconocido es cuando pueden venir bien algunos consejos:

Estar preparado para actuar rápido:

Algunos Centros Autorizados de Tratamiento permiten configurar alertas de correo electrónico y también comprar on-line, para que cuando un determinado vehículo ingresa en sus instalaciones, se pueda ir allí de inmediato para obtener la pieza concreta que se necesita.

Aquí la rapidez es importante, ya que el tiempo que permanezca un automóvil en la campa del desguace, será inversamente proporcional a las probabilidades de que todo lo que necesites ya se lo haya llevado alguien.En ocasiones, incluso recibiendo la alerta, puede ocurrir que al llegar alguien más rápido ya esté metido en faena. Lo importante aquí es tirar de talento negociador y tratar de ponerse de acuerdo con el otro interesadopara repartir las piezas, cruzando los dedos para que no busque lo mismo que tú.

Centro Autorizado de Tratamiento cataloga todos sus vehículos disponibles, pero no suele indicar el nivel de conservación que tienen. Al final no hay manera de saber si el vehículo que se ve en las fotos realmente estará en ese estado o si se reducirá a un raspado chasis con volante hasta que estemos delante de él. Así que conviene ir temprano.

Llevar las herramientas adecuadas:

Si puedes consultar uno de los completos manuales de la editorial británica Haynes o un tutorial fiable de YouTube para planificar las herramientas necesarias para el trabajo previsto, te ahorrarás una gran cantidad de molestias e imprevistos.

En ocasiones, es necesario llegar a las profundidades del desguace de chatarra sólo para llegar a la conclusión de que hace falta una herramienta que no tienes, por lo que te ves obligado a claudicar en tu operación o a alquilar esa herramienta por la vía de emergencia, algo que resulta desmoralizador, así como bastante inconveniente.

Es importante también averiguar previamente si el desguace que vamos a visitar prohíbe algún tipo de herramientas. Por ejemplo, la mayoría no permiten la utilización de sierras mecánicas, que podrían resultar muy útiles, a riesgo de acabar pareciendo Leatherface.

Unificar todas las herramientas en una caja ordenada:

Para optimizar el tiempo es muy importante tener claro desde el principio dónde está cada herramienta que vayas a necesitar. Así que lo más útil es disponer de una caja de herramientas perfectamente catalogada.

Tampoco es necesario pasarse con la cantidad e ir cargando con gigantescas cajas de herramientas metálicas de tropecientos cajones, ya que ocuparemos gran parte del valioso espacio de la carretilla que estemos utilizando y tendremos que cargar con un peso excesivo. Más vale ser conciso, preciso y ordenado.

Estudiar todas las opciones compatibles:

Conviene acudir al desguace con una idea clara pero no fija de lo que necesitamos. Mirar más allá de un modelo exacto te puede salvar el día, ya que a lo mejor no encuentras la pieza de un modelo específico pero sí de uno muy similar.

Hay que tener en cuenta que un vehículo de grandes corporaciones automovilísticas (como Seat y Volkswagen, por ejemplo) comparten muchos componentes en sus cadenas de producción. Así que no es recomendable (como en tantos aspectos de la vida…) tirar la toalla a la primera y hay que animarse a seguir buscando otras opciones que te ofrecerán el mismo resultado.

Incluso, puede ser una buena oportunidad de mejorar un coche de nivel medio con partes del uno mucho más lujoso. Todo es cuestión de estudiarlo detenidamente.

Llevarse más de lo estrictamente necesario:

En este caso el excedente está justificado. Teniendo en cuenta lo baratos que son los precios en estos Centros Autorizados de Tratamiento, en comparación con el mercado de componentes nuevos, hay muchos usuarios habituales que, incluso, optan por llevarse motores V-8 completos en carretillas.

Lo más probable es que sólo vayan a utilizar una parte determinada,pero considerando el trabajo ímprobo que resulta estar trasteando con porciones más pequeñas a la intemperie, a menudo resulta más fácil ir directamente a por todo un sistema intacto.

Planificar con la suficiente antelación:

Hay que tener en cuenta que en un desguace nos podemos ahorrar hasta un 70 % del precio habitual de los recambios para el coche,según fuentes de AEDRA (Asociación Española de Desguazadores y Reciclaje del Automóvil).

Para que tu operación en ese desguace resulte todo un éxito, conviene planificarla con tiempo pero, por lo demás, no presentará mayor dificultad: comprar una pieza en un desguace es un proceso sencillo, ya que se puede buscar por la referencia del fabricante o por la denominación comercial.

No obstante, la mejor opción es acudir con la ficha técnica del vehículo para facilitar la búsqueda exacta del recambio. De ahí la importancia de una buena planificación previa.

que hacer con mi viejo coche? desguaces prieto

Ya no quiero mi coche viejo, ¿qué puedo hacer con él?

Aunque abandonarlo pueda parecer una opción a barajar, hacerlo está penado con multas de hasta 30.000 euros.

Todos los coches tienen una vida útil limitada, por lo que en un momento u otro su dueño va a tener que plantearse cuáles son los pasos a seguir para deshacerse del modelo, ya sea para intentar sacarle rentabilidad o, simplemente, para seguir el proceso legal. Y es que, si alguien intenta, por ejemplo, abandonarlo en la calle, puede acabar recibiendo una multa de hasta 30.000 euros.

Ya no quiero mi coche viejo, ¿Cúales son mis opciones?

Venderlo a un concesionario

Es una de las opciones más comunes, lógicas y rentables, ya que, además de
rentabilizar la acción, te libras de tu coche viejo de manera legal y segura.
Para conseguir una buena venta, lo mejor es que el modelo haya pasado la ITV, tenga un buen historial de tráfico y el libro de mantenimiento con todas las revisiones estipuladas correctamente selladas.

Además, cabe tener en cuenta que, en muchas ocasiones, los concesionarios aceptan coches a cambio de rebajas en la compra de otro.

Venderlo a un particular.

Conseguir que un particular adquiera de segunda mano el vehículo que ya no necesitamos es, también, una buena opción; y se puede anunciar a través de revistas,web y foros especializados. Con esta opción, suele ser más sencillo conseguir un mayor beneficio que en el concesionario, pero hay que tener en cuenta los trámites que se deben llevar a cabo.

Venderlo… por piezas.


Puede que no sea la mejor de las opciones, pero cuando un coche tiene numerosos golpes o su estado no es muy atractivo, una manera de rentabilizarlo es vendido por separado las partes que están en mejor estado. Se puede hacer a un particular, en un taller o, directamente en el desguace, pero hay que contemplar que es difícil conseguir una recaudación tan buena como la del caso anterior.

Ya no vale nada…

Claro que, no en todos los casos se puede sacar una rentabilidad mínima al vehículo en cuestión, ya sea por los años que acumula o el estado en el que se encuentra.

En estos casos, lo mejor es dar de baja el coche en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos o desguace (CATV), rellenar todos los documentos pertinentes y guardar el justificante de cesión, por si acaso, en un futuro, se le reclama dicha información.

Fuente:20minutos.es

multa coche abandonado

La multa por abandonar el coche en la calle es de 500 euros

La policía inicia una cruzada contra una práctica <<sin sentido>>, puesto que el desguace <<recoge los vehículos a precio cero>> y hace el trámite de baja y lo descontamina.


Si la Policía Local adorna el coche que ha abandonado en la calle con una pegatina verde tamaño cuartilla, échese a temblar. La multa por abandonar el coche llega ya 500 euros, puesto que ahora los agentes no sancionan solo al titular por carecer del seguro obligatorio (800 euros que se quedan en 400 con el pronto pago), sino también por no haber pasado la ITV (200 y 100 si se abona antes de 30 días). Esa es la cantidad mínima que ha de apoquinar el propietario, porque si el automóvil termina en el en depósito habrá de hacer frente al coste de la retirada y a los días de estancia en dependencias municipales.

Así que la Policía Local hace un llamamiento a todos aquellos burgaleses que, en lugar de dar de baja el coche en Tráfico ‘como Dios manda’, prefieren abandonarlos en la vía pública en la creencia de que se ahorran un dinero.


El subinspector Carlos Jiménez explica que un desguace -previa llamada del
interesado- «recoge de forma gratuita el vehículo en cualquier dirección de la ciudad, efectúa el trámite de darlo de baja y además lo descontamina». Si el dueño prefiere trasladarlo él hasta el gestor de residuos sólidos, «recibirá un dinero a cambio por dejarlo allí». «De modo que dejar el coche en la calle es un sin sentido, es absurdo», apunta este mando policial.


El año pasado la Policía Local inició 173 expedientes por el abandono de coches en la vía pública, pero este ejercicio estiman que la cifra podría superar «los 230».

Normalmente, la multa por abandonar el coche viene precedida por una denuncia ciudadana, de algún vecino que ha detectado que un vehículo lleva demasiado tiempo aparcado en un determinado lugar. Por ejemplo, en estos días abundan en los aparcamientos -fuera de zona azul- situados frente y detrás del edificio de Hacienda.

Acto seguido se presenta una patrulla -en estas semanas hay una dotación dedicada prácticamente en exclusiva a esta misión- en la ubicación y efectúa las comprobaciones pertinentes. Si está en la calle, el vehículo no ha sido dado de baja definitiva, porque para que ese trámite se haya llevado a cabo el automóvil ha de terminar en el desguace.

Después, verifican si tiene el seguro en regla y la ITV. Si no lo tienen es el principal signo de que su propietario lo ha abandonado en la calle.

En ese momento se pone en marcha la maquinaria para dar inicio al expediente. Pase lo que pase a partir de ese momento, el dueño del coche no se libra de la multa por abandonar el coche .

Tras colocar la pegatina verde la Policía Local da al dueño un plazo de 10 días para retirar el coche del lugar. Si sigue allí, se lo notificarán por escrito en cuantos domicilios tenga. Entonces se abre un plazo de un mes antes de que la grúa municipal actúe y se lo lleve al depósito el automóvil.

El pasado año 42 intervenciones en este ámbito terminaron con la retirada del coche y su traslado a las dependencia de Villalonquéjar.

Fuente: DiariodeBurgos.es

COCHE DEMASIADO VIEJO

¿Es tu coche demasiado viejo?

El 43,5% de los accidentes de tráfico se corresponde con automóviles de más de diez años.

¿Es tu coche demasiado viejo? Aguantamos nuestros coches más que nunca. De hecho, los plazos de sustitución de los vehículos se alargaron con el estallido de la crisis económica en 2008.

Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la tasa de retirada de los vehículos sobre el parque se sitúa en una media del 3,6% a lo largo de los últimos 27 años. Incluso, en 2017, alcanzó, «de forma alarmante», uno de los niveles históricos más bajos, con apenas un 2,9% de cuota de las bajas sobre el parque y un volumen de 690.000 unidades aproximadamente.
Anfac advierte de que el objetivo para los próximos años debe ser el de impulsar la tasa de retirada hasta un 5%. «La fuerte presión de elevado volumen de vehículos con edades de entre ocho y doce años hace imprescindible marcarse este objetivo y situar el nivel de bajas de vehículos por encima del millón de unidades anuales», subraya.

¿Es tu coche demasiado viejo? En España la edad media de los vehículos achatarrados se sitúa en una media de 17 años

De este modo, la edad media de los vehículos achatarrados en España se sitúa casi en 17 años, según la asociación. El impacto medioambiental asociado a la sustitución de un vehículo de 17 años por uno nuevo es de aproximadamente un 30% menos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de un 90% menos de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx).

La asociación de fabricantes de vehículos en España también señala que el
«endurecimiento» de las condiciones establecidas en las últimas ediciones del PlanPIVE no ha permitido un nivel de achatarramiento en sintonía con el nivel de matriculaciones, habiendo pasado la tasa de bajas frente a matriculación del 10% en 2015 al 55% en la actualidad. «Deben fomentarse las bajas de los vehículos más antiguos», reclama.

Actualmente, el 80% del parque automovilístico más antiguo (vehículos sin distintivoambiental de la DGT y vehículos con distintivo B) es responsable del 95% de lacontaminación y, según Anfac, hoy en día son necesarios 100 coches para producir las mismas emisiones que produce un único coche fabricado en la década de los 70.
En concreto, en 2016, un 71,1% del parque móvil no cumplía todavía con las normativas europeas medioambientales Euro 5 y Euro 6, y el 44,% ni siquiera con la Euro 4.

Por otro lado, la asociación resalta que el 43,5% de los accidentes de tráfico se corresponde con vehículos de más de diez años, según datos de la DGT.

Fuente: Lasprovincias.es

Tags,